Seguidores

martes, 4 de septiembre de 2012

Capítulo 3 + Cositas ^^


Holita ^^
¿Qué tal estáis? Bueno pues deciros que he puesto algo parecido a que no copien el blog así que si sale una ventanita con Este blog está protegido no os asustéis :P También he puesto un playlist donde podréis escuchar mi música mientras leéis :D ¿Que más?...
Bueno pues que ya he llegado a las cien páginas ^^ Así que... ya me queda menos para llegar a mi objetivo. También estaba pensando cambiar la imagen de la protagonista ya que me gusta más Bella Thorne y también Mikel por Josh Hutcherson ^^ Bueno espero que me digais cual os gusta más por si lo cambio o no. Bueno que os aburro con mi charla :P así que os dejo el capítulo.




Bajamos al salón. Había velas por todos los lados lo cual creaba una atmosfera muy intima que no me terminaba de convencer. Mis padres estaban sentados juntos cuando llegamos. Estaban bebiendo tranquilamente y charlando. Hasta podría estar en una cita y no soportaba la idea. En un acto de rabia encendí la luz del salón. Mis padres se volvieron enfadados pero no me dijeron nada. Álex y yo nos sentamos al lado el uno del otro, para intentar apoyarnos.
¡María!—gritó Cristina. No se había cambiado de ropa pero su rostro parecía tener más años que durante la comida— Ya puede traernos la cena.
La miré con odio pero un poco disimulado, porque a pesar de estar enfadada con ella seguía siendo mi madre. Pero seguía pensando que aquella forma de tratar a las personas era una malísima costumbre que era muy arcaica pero nunca conseguiría hacer cambiar de parecer a Cristina. Era una gran frustración callar los defectos de mi madre mientras que ella me echaba en cara todos los míos.
María entró al salón con la fuente de chuletas con patatas. Seguía llevando aquella cola de cabello pero se había cambiado de ropa. Ahora llevaba un vestido de color rojo que le habíamos regalado por su cumpleaños. Estaba bellísima, aunque en realidad era así. Seguro que había quedado porque por las noches solía salir. Su piel pálida con aquel traje tenía pinta de un vampiro porque el color era escarlata como la sangre y una palidez que me recordaba a Drácula.
La posó sobre la mesa y se marchó a por la ensalada. Pero se creó un silencio tenso entre nosotros, pero no me importaba. Enseguida volvió con la ensalada. Se sentó a mi lado y yo le sonreí para darle ánimos para que hablara con mis padres sobre los suyos. Ella asintió pero primero se sirvió la comida. Comimos en silencio hasta que Álex decidió romperlo:
María os quiere decir algo.
Ella asintió pero se sonrojo al instante, quedaba ideal con su vestido. Tragó saliva mientras mis padres clavaban sus miradas en ella.
La verdad que sí—se limpió la boca con la servilleta naranja claro—. Ustedes han sido siempre muy amables conmigo y estaré eternamente agradecida. Pero como saben tengo a mis padres enfermos a mi cargo. Por eso, si no es mucho pedir, me gustaría que me dieran un fin de semana libre al mes para poder venir a visitarles. No se lo pediría si me pareciera innecesario pero mi padre cada día está peor por el cáncer de hígado que tiene. Además a mi madre le han diagnosticado una enfermedad que no recuerdo ahora el nombre pero que es muy mala. Con mi sueldo quiero contratar a alguien para que cuide de ellos pero no puedo estar lejos de mis padres. Espero que lo entiendan...
Hubo un nuevo silencio en la mesa. Miré a María con mucho pesar. No sabía que tenían sus padres porque nunca hablaba de ellos, salvo para decir que se iba a su casa para visitarlos. Se me rompió el corazón al ver que se iba con nosotros a Madrid por el sueldo porque si no estoy segura de que se hubiera quedado aquí para cuidarles. Al pensar en aquello algunas lágrimas aparecieron por mis ojos pero no quería llorar.
Claro que se lo daremos, María—dijo mi padre muy serio. Estaba segura de que no le gustaba nada la idea de tenerla fuera un fin de semana entero pero si le hubiera dicho que no sería demasiado cruel, hasta para él—. Siempre hemos abusado de su disponibilidad y es lo mínimo que puedo hacer para que usted esté más a gusto.
Nuestra asistente sonrió llena de alegría a mi padre. Antes de que ella pudiera decir nada, Álex añadió:
Me gustaría venir con ella.
Mis padres le miraron con cierta sorpresa en sus ojos. No eran lo que esperaban, estaba claro.
¿Por qué?—preguntó mi madre que había estaba a punto de atragantarse. Todavía estaba roja por eso y con los ojos llorosos—Álex no me parece bien que te vengas aquí, la verdad. Tienes que estar más pendiente de la carrera que es lo que te va hacer comer el día de mañana. Un fin de semana me parece demasiado, además las vacaciones las podemos pasar aquí. Pero primero son tus estudios.
Pero aunque mi madre hablaba con calma mi hermano estalló. Su rabia le hacía que estuviera rojo como el vestido de María. Se le marcaba la vena del cuello tanto que incluso daba miedo. Sus ojos hervían de ira. Mis padres no entendían el motivo porque no se lo había contado pero era un motivo bastante fuerte como para ponerse así:
Mamá, ¿sabes que tengo una vida aparte mis estudios? Nunca te has preocupado por nuestros sentimientos siempre has querido que consiguiéramos ser lo que tú nunca serás. A lo mejor estas intentado evitar que comentamos tus errores pero no podemos vivir nuestra vida sin equivocarnos. Estoy harto de vivir así. Nos metes demasiada caña y encima ahora tomáis la decisión de irnos a Madrid sin consultarnos, pero por lo que sé nos vamos pasado mañana ¿no?—mi madre asintió pero se notaba que lo hacía automáticamente porque no se terminaba de creer lo que Álex estaba diciendo. Aunque en cierta forma yo tampoco me esperaba que saltara de aquel modo—Eso temía.
Se levantó y se fue corriendo hacia arriba. Cuando llegó, supuse que a su habitación, cerró de un portazo. Mis padres enmudecieron. Tenían caras de agotamiento total. Les había afectado lo que su primogénito les había dicho. Era duro, sí, pero era la verdad. Nunca se había preocupado por nosotros, solo querían buenas notas. Pero tampoco aprobaba de todo la reacción de Álex había sido demasiado duro con ellos. Lo hacía porque quería ver a Paula pero aun así no tenía perdón. Pero aun así había dicho algo que hasta el momento no sabía:
¿Nos vamos pasado mañana?
Fue mi padre el que contestó con su voz de notario que tanto odiaba.
Sí, Valentina. Si te quieres despedir de alguien será mejor que lo hagas mañana porque será nuestro último día en esta ciudad.
Le miré a mi padre. Deseaba recriminarle que era muy poco tiempo pero entonces me miró con sus ojos azules de hielo. Casi nunca transmitían ninguna emoción pero esta vez sus ojos me miraban suplicantes para que me callara. Había mucha desesperación en ellos. Nunca le había visto así tan abatido por todo. Era espeluznante. También miré a mi madre. Ella estaba centrada en sus chuletas pero un aura de tristeza la envolvía. Me dio mucha pena verla así aunque por un instante pensé que se lo merecía.
Decidí quedarme y terminar de comer. Aquel ambiente no era nada ideal para una conversación, cosa que me llevó a pensar de quién me quería despedir. Al instante vino a mi mente Teresa. Con su alegría enseguida conocería a otra amiga mejor que yo pero aun así la quería como una hermana. Echaría de menos sus intervenciones en mis pensamientos, su risa y su característico “No me puedo creer que todavía no te hayas enamorado”. Pero aparte de ella nadie más apareció en mi mente. No era una chica muy dada a tener amigos pero después de tanto tiempo en esta ciudad pensaba que alguien me echaría de menos o querría despedirme de ella. Tenía bastantes compañeros de clase con los que me llevaba bien pero ahí terminaba nuestra relación. Aunque luego conforme recogía mi plato y llevaba a la cocina también aparecieron otras personas. Marta, era otra amiga mía. Su cabello era liso y de un color caoba que siempre brillaba cuando le daba el sol. Sus ojos eran de un color chocolate bellísimo y que encandilaba cuando te miraba. Era delgada y muy bajita. Nos habíamos conocido un día en la biblioteca, antes de ir al instituto juntas. Desde entonces siempre habíamos hablado de todo, pero ahora tenía un novio y apenas salía con Teresa y conmigo. Luego más tarde vino Flavia, era rubia y con los ojos azules. Era un poco gordita y bajita pero siempre era muy simpática. Era graciosa como nadie lo era porque siempre tenía chistes guardados en la recamara para momentos de tensión.
Me alegré al pensar en ellas porque al final resultaba que sí tenía amigas a pesar de mi carácter. Decidí llamarlas para contarles que me iba de la ciudad pero no me apetecía hablar con ellas. Solo quería estar en mi cama para descansar de aquel día que nunca olvidaría.
Cogí el móvil y pronto tecleé el mensaje.

Hola chicas. Espero que os lo estéis pasando bien, vale nos acaban de dar las vacaciones pero espero que estéis bien. Quiero quedar mañana con vosotras porque hay una cosa muy importante que os quiero contar. Es muy urgente y tiene que ser mañana cuando os lo diga. Espero que vengáis porque os necesito. ¿Quedamos a las 11:30 en la playa de siempre?
Besos
Lo envié nada más releerlo a Teresa, Marta y Flavia pero no esperé sus respuestas. Entonces como si apenas me hubiera dado cuenta de lo que hacía estaba con el pijama puesto y en mi cama. Dejé el teléfono en mi mesita pero antes lo había puesto en silencio. Intenté dormirme pero no acudía a mí. Solo podía ver las torres Kio, La puerta de Alcalá y El Retiro. Suspiré cansada de ver aquellas imágenes que disfrutaban fastidiándome. Encendí el flexo y comencé a leer la novela con el fin de encontrar el sueño. El libro era La gramática del amor de Rocío Carmona. Me resultaba leer extraño sobre cómo se sentía la protagonista puesto que nunca había experimentado ese tipo de emociones pero me gustaba la prosa con la que la escritora explicaba todo. Me encantaba la forma de pensar de Irene porque me parecía tan distinta de la mía. La encantaba la relación que tenían el profesor y ella pero sobretodo que decidiera ayudar en esos momentos tan complicados cuando alguien te deja, o eso suponía yo. Estaba muy interesante pero en el momento más inoportuno mis parpados estaban pesados. Enseguida Morfeo vino a visitarme y llevarme al mundo de los sueños. Donde todo parecía ser real.


Espero que os guste y comentéis. Es un poco corto y por eso publicaré antes los próximo capítulo, el lunes 10 ;)
Muchos besos



10 comentarios:

  1. Hola!!! Me ha gustado el capítulo, publica pronto!!
    Pd: El gif está ultragenial.
    Pd2: Ya he actualizado mi novela, pásate si quieres ;)

    -Pao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pao
      Sí, pronto publicare porque este es mas cortito :P. Muchas gracias por lo del gift :D y ya me pasépor tu novela y me dejo o.O pero la ultima parte me rei mucho
      Muchos besos

      Eliminar
  2. hola mwe quede como unahora en tu blog fuera de joda! por la lectura y la musica un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      Jajaja supongo que me tengo que alegrar no? :P
      Muchos besos

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho este capitulo espero que publiques antes del 10 xD me da mucha pena el hermano de valentina.
    ya he publikado una entrada en mi blog besoos y quiero otra entrada antes del 10 jajajjaa
    pd: lo de los cap no me sale y nose que hacer garacias por todo lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      Gracias por lo de que te ha gustado de verdad ^^ si la verdad que el pobre Álex...
      Ya lo he leído y me ha gustado mucho. Jajajaja no creo que publique antes :P quiero que a la gente le de tiempo a leerlo, entiéndeme
      Muchos besos

      Eliminar
  4. Jo... mira que darle a Valentina sólo un día para despedirse que presión tiene la pobre chica jaja :P
    Por cierto cada capítulo me gusta más la chica ^^
    ¡Besos!
    (PD: Impaciente por el 4)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ebole ^^
      Ya... es que los padres son -.- menos mal que los mios no son así jajajaj :P
      Gracias jajajaja es muy bonito lo que me dices jajaja
      Muchos besos y bueno pues ya sabes cuando lo publico jajaja :P
      Gracias por comentar maja :DD

      Eliminar
  5. Hola
    Me a gstado mcho la novela :P
    La dscubri aller y me ya me la leí Esta relinda y m gsta el prsonaje de Valentina
    Espero tu proximo capitulo
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      Muchas gracias anonimo jajaja espero que sigas leyendo :D
      Muchos besos

      Eliminar

Hola
Lo primero gracias por leer mi novela y decirles que sus comentarios me hacen muy feliz pero...
No se permite el insulto a otros comentarios y tampoco a la novela, en cambio, sí se pueden críticas constructivas. Pero me encanta que comenten y disfruten leyendo mi historias
Solo puedo decirles...
¡GRACIAS!

Translate